martes, 12 de mayo de 2009

La familia a la que pertenecía

El Libertador Simón Bolívar nació en el seno de una de las familias mas antiguas y de mayor tradición en la sociedad colonial de fines del siglo XVIII. La rama paterna de esta familia, los Bolívar, eran originarios de la provincia de Guipúzcoa y comenzaron a establecerse en Venezuela a finales del siglo XVI.
La rama materna, los Palacios, procedían de la provincia de Castilla y se radicaron en el país desde los años de la conquista.
Los antepasados del Libertador prestaron servicios distinguidos al Rey y desempeñaron cargos importantes durante la conquista y la colonización; muchos de ellos fueron recompensados con tierras, encomiendas y minas en la provincia de Venezuela.
La familia Bolívar disfrutó por muchos años la rica encomienda de San Mateo, en los Valles de Aragua, que fueron las bases principales del patrimonio familiar.
La familia del Libertador pertenecía al grupo social de los criollos. Eran blancos, descendientes de los conquistadores, pero nacidos en Venezuela.
El mismo Libertador se autodescribió así: "No somos europeos, no somos indios, sino una especie media entre los aborígenes y los españoles. Americanos por nacimiento y europeos por derechos, nos hallamos en el conflicto de disputar a los naturales los títulos de posesión y de mantenernos en el país que nos vio nacer, contra la oposición de los dominadores."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada